Omitir menú
Family Traditions

Divertidas tradiciones familiares

A los niños les gustan las rutinas. Son reconfortantes, facilitan las transiciones y los preparan para lo que viene después. Para niños con autismo, las rutinas son especialmente importantes. Saber qué esperar da una sensación de seguridad y calma. Las tradiciones y los rituales son parte importante de la rutina. También, ante nuevas situaciones como comenzar la escuela o ir de  vacaciones, las rutinas los hacen sentir más confiados y menos cohibidos. Cuando ellos se sienten seguros, es más probable que intenten hacer algo nuevo. Las rutinas pueden hacer que sea más fácil introducir pequeños cambios.

  • Siga el deseo de su niño. Involucre al niño lo más que pueda en la creación de un ritual. ¿Le gustar cantar? Una canción de baño podría disipar el nerviosismo por el champú. Dele una opción entre dos canciones favoritas, escuchar una canción de cuna (y cantarla) puede hacer que la hora de dormir sea más agradable.
  • Invente tradiciones que celebren la familia. Hagan una consigna, un apretón de manos o un abrazo especial. Todas esas cosas refuerzan la idea de que ustedes forman una unidad familiar y que se apoyan entre sí pase lo que pase.
  • Use la rutina para ampliar el mundo de su niño. Por ejemplo, tome una canción favorita y adapte la letra a la situación. “Las ruedas del autobús” puede cambiarse a “Los niños de tu clase”, e incorporar a las nuevas personas que conoce en su nueva escuela y todas las actividades que está aprendiendo a hacer.
  • Los días festivos tradicionales crean anticipación y recuerdos. Invente tradiciones nuevas y divertidas que tengan significado para su familia. Invite a su niño a elegir su comida favorita y a ayudar a cocinarla. Incluya esa comida cada año en la mesa de la fiesta. También puede pedirle que diseñe manteles individuales para el Día de San Valentín. Tomen fotos para recordar y hablar de esas tradiciones durante todo el año.
  • Los cumpleaños son un día estupendo para crear tradiciones y juegos anuales. Tenga accesorios, como una capa o corona de cumpleaños, o un vaso con “gemas” deslumbrantes que usen solo ese día. Piense en una forma especial de comenzar y terminar la celebración. Hagan un álbum con las fotografías de esas tradiciones de cumpleaños que realizan año tras año.
  • Pero tenga cuidado de que los cumpleaños y otros días festivos no sean abrumadores. Tener rituales predecibles es genial, solo recuerde mantenerlos manejables.
  • Cuando sea apropiado, comparta las rutinas con los maestros y cuidadores para que todos estén en sincronía.
  • Sobre todo, asegúrese de que sus tradiciones se puedan hacer durante mucho tiempo. Si no quiere hacer diez galletas diferentes para las fiestas de cada diciembre, no comience esa tradición. Una vez que comienzan los rituales, son difíciles de olvidar.