Omitir menú
Creature Comforts

La mascota amiga

A los niños espontáneamente les atraen los animales. Los animales despiertan la curiosidad, los tranquilizan, los consuelan y los hacen sonreír. Los animales pueblan libros, películas y programas de TV que a ellos les gustan. ¿El detalle final? Los estudios demuestran que tener una mascota, y en particular un perro, conduce a una vida más saludable y con menos estrés en jóvenes y adultos. Esto es aún más cierto con niños autistas y sus familias. Los perros de servicio o terapia son maravillosos, por supuesto, pero un perro de compañía es también valioso de muchas maneras. Otras mascotas también funcionan; elijan la que mejor se adapte a su estilo de vida.

  • Las mascotas dan amor y amistad incondicional. Son una influencia calmante, algo que los niños con autismo necesitan con abundancia. Las mascotas no juzgan, no preguntan ni exigen respuestas y son excelentes oyentes. También pueden ser irresistiblemente peluditas y tiernas.
  • Las mascotas motivan a hacer ejercicios y a ofrecerse para asumir nuevas responsabilidades. Hay muchas maneras en que los niños pueden ayudar a cuidar la mascota. De acuerdo a la edad y capacidad, pueden ponerle nombre, alimentarla, darle agua, sacarla a caminar, jugar con ella, cepillarle el pelo. Cualquiera que sea el compromiso, la confianza en sí mismos aumentará. Los niños cuentan con los adultos para su cuidado diario. Es bueno cambiar las cosas un poco, y ellos cuidar de una mascota.
  • Las mascotas brindan oportunidades para practicar la conversación al dar pautas sencillas para preguntas y respuestas con niños y adultos: “¿Cómo se llama tu perro?”. “¿Puedo acariciarlo?”. “Mi hámster se llama Rayo porque es muy rápido”.
  • Preguntas como “¿Qué significa cuando el perro tiene su cola entre las patas?”, “¿Por qué crees que el gatito está ronroneando?”, animan a los niños a averiguar las necesidades de los demás. Cuando los niños aprenden a cuidar a los animales con suavidad y amabilidad, comienzan a desarrollar la empatía. La autoconfianza que crean al interactuar con los animales los alienta a confiar en otras personas.
  • Es importante elegir la mascota adecuada, desde un pez hasta un perro, y con el temperamento adecuado para su niño. No elija una mascota ruidosa para un niño que le gusta la tranquilidad. Si la mascota que tienen en casa no es la correcta, aún puede motivarlo a aprender cosas acerca de los animales. Por ejemplo, podría disfrutar de conocer una mascota en un salón de clases, observar los animales del vecindario, leer sobre animales e incluso jugar con animales de peluche.